fbpx

En muchas ocasiones, la puesta en marcha de un negocio no depende de una sola persona, ya que se puede crear una empresa con el número de personas que se quiera, entre amigos o entre hermanos. Lo habitual, es emprender la actividad comercial haciéndonos autónomos o constituyendo una sociedad limitada, y ya crear la empresa más adelante.

Sin embargo, esto no siempre se tiene por qué realizar de esta manera, ya que también existe la opción de optar por establecer una comunidad de bienes. En este artículo os queremos contar cómo funciona una comunidad de bienes para arrendar un local comercial con más de un propietario.

Comunidad de Bienes: definición y creación

Se trata de una asociación entre personas físicas, que se denominan socios comuneros, para administrar un patrimonio en común o proyecto en común.

La comunidad de bienes es una alternativa sencilla de asociación entre varios emprendedores, sobre todo para pequeños negocios. No existe un máximo de socios ni un mínimo.

En una comunidad de bienes no existe una aportación mínima, pero, sin embargo, sí debe existir un capital mínimo de partida, que puede ser la aportación de la cosa común. Los socios podrán aportar bienes o dinero, pero no se pueden aportar por separado, sino que deben ir unidos.

Para poder crear una comunidad de bienes, los socios comuneros deberán firmar un contrato privado, que posteriormente tendrán que registrar en el organismo de la Administración Autonómica correspondiente. Si alguno de los socios aporta bienes inmuebles o derechos reales, no será suficiente con el contrato y tendrán que realizar una escritura pública.

En este contrato privado tienen que quedar establecidos los siguientes aspectos:

  • La identificación por nombre, apellidos y DNI de cada uno de los socios.
  • Establecer el nombre que se le va a dar a la nueva comunidad de bienes y el domicilio de la comunidad.
  • Detallar la actividad que va a desarrollarse.
  • Especificar qué es lo que va a aportar cada uno de los socios.
  • Establecer el porcentaje de participación de cada socio en la comunidad.
  • Definir cuál va a ser el Sistema de Administración de la Comunidad.
  • Añadir todas las cláusulas que quieran pactar los socios, como por ejemplo: duración del contrato, posibilidad de transmisión, etc.

Todo aquello que no quede establecido en el contrato privado se regirá por el Código Civil.

Cómo disolverla

Independientemente de los motivos que lleven a disolver una comunidad de bienes, si un socio no quiere formar parte de ella se puede disolver de tres maneras diferentes:

  • Transfiriendo la sociedad a un nuevo comprador.
  • Liquidando la sociedad, lo que lleva a  realizar un cierre definitivo y pagar a los acreedores.
  • Declarando un concurso de acreedores, siempre y cuando no se pueda hacer frente a las deudas que van a generar la disolución de la comunidad de bienes.

Qué lo diferencia de una Sociedad Limitada

La principal ventaja que ofrece el establecimiento de una comunidad de bienes frente a la sociedad limitada es tiene unos trámites de constitución mucho más sencillos.

No obstante, el inconveniente principal, es que la comunidad de bienes tiene una responsabilidad de los comuneros ilimitada y solidaria y que suele estar excluida de ayudas y subvenciones.

>>Además, si estás pensando en administrar tu propiedad en alquiler o tienes en mente delegarla a un profesional, nosotros podemos darte toda la información que necesitas. ¡No dudes en informarte!

En Tasa Locales somos especialistas en la venta y en el alquiler de locales comerciales en Barcelona. Además, contamos con un departamento de asesoramiento jurídico que cuenta con un equipo profesional, con una dilatada experiencia y una amplia red de colaboradores, para dar solución jurídica a cualquier cliente que necesite ayuda en cualquier tema relacionado.

Categorías: Uncategorized

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This