fbpx

Cuando pensamos en vender una vivienda, lo principal que solemos tener en mente es el beneficio que podremos obtener al realizar la operación con éxito. Pero no todo es el buen resultado económico que nos llevamos, sino que también es importante tener en cuenta que la gestión cuenta con ciertos pagos de impuestos. El IRPF es uno de ellos. En este nuevo artículo te vamos a contar 3 situaciones en las que te puedes librar de pagar el IRPF por vender tu piso.

Es cierto que no siempre es sencillo, aunque la Agencia Tributaria nos aporta una serie de exenciones que nos pueden librar de dicho pago, solo puede suceder bajo ciertas circunstancias. 

Vender tu vivienda habitual siendo mayor de 65 años 

En cuanto a las personas mayores de 65 años, siempre quedan exentos de pagar dicho IRPF, no tienen por qué haber invertido el dinero de la venta de su vivienda en comprar una vivienda nueva. Siempre y cuando ambas personas convivientes en la vivienda cuenten con la edad necesaria para ello. 

En el caso de que no, al realizar la declaración de la renta, si es conjunta, solo quedará exenta la mitad de la ganancia por el patrimonio.

Contratar una renta vitalicia siendo mayor de 65 años

En el caso de que una persona mayor de 65 años venda una vivienda suya que no es la habitual, sí está obligado a pagar dicho impuesto. Sin embargo, puede librarse de ello si el dinero de la venta lo usa para contratar una renta vitalicia con un banco. 

Por supuesto, dicha contratación cuenta con unas condiciones importantes a cumplir.

  • La renta vitalicia debe contratarse en un plazo anterior a los 6 meses de la venta.
  • El monto máximo para que pueda obtener la exención es de 240.000€.
  • La renta debe ser de un cobro inferior o igual al de un año.

Comprar una segunda vivienda con el dinero recibido de la vendida anteriormente

Esta circunstancia es la más común. Si usamos el dinero conseguido con la venta de nuestra vivienda para comprar una nueva, quedamos exentos de pagar el IRPF por dicho patrimonio adquirido. Contamos con 2 años para realizar la reinversión y además es importante que, para recibir la exención total, el dinero de la venta se destine completamente a la próxima compra. 

Sin embargo, hay un requisito importante para poder recibir este tipo de exención, debe ser una vivienda habitual. ¿Qué quiere decir esto? Una vivienda donde el contribuyente haya vivido durante por lo menos, un periodo de 3 años seguidos y por supuesto, previos a la venta de dicha propiedad.

Asimismo, en cuanto a la vivienda nueva que se adquiere, también debe considerarse vivienda habitual. En un plazo que no debe superar los 12 meses desde la obtención de dicha vivienda, se debe comenzar a vivir oficialmente en ella.

En Tasa Locales podemos ayudarte en lo que necesites relacionado con tu gestión patrimonial. ¿Necesitas algún tipo de información o quieres conseguir el máximo beneficio de tus inmuebles? Estamos a tu disposición.

Categorías: Uncategorized

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This