fbpx

Ante los difíciles momento vividos debido a la pandemia, no son pocas las problemáticas suscitadas en las familias. Desde Tasa Locales, queremos tocar un tema que estadísticamente ha arrojado unos resultados elevados, a raíz del covid 19. Y es que  no han sido pocas las solicitudes que han iniciado muchos ancianos, buscando desheredar a sus hijos, en gran parte, debido a la dejadez  y olvido experimentado por parte de muchos de sus familiares, en esta gran crisis de salud. 

Te contamos algunos aspectos importantes a tener en cuenta:

El acto de hacer testamento es libre, no existe ninguna limitación a la hora de escoger qué personas designar como herederos. La única obligación marcada por la ley, son los herederos forzosos o legitimados, aquellas personas a quien hay que dejarles una parte de la herencia forzosamente. Esta parte de la herencia, se denomina la legítima y supone, en Catalunya, una cuarta parte del valor de la herencia en el momento del fallecimiento del causante. La división de la legítima es a partes iguales entre hijos e hijas. En caso que el fallecido no tuviese hijos, este derecho recaería sobre los padres.

Existen diversas causas que permiten desheredar a un hijo, estas son: 

·      Haber sido condenado con sentencia firme penal por un delito contra la persona fallecida

·       Negado la alimentación al fallecido cuando existía la obligación legal de hacerlo

·      Haber maltratado gravemente al progenitor

·      Que exista ausencia de relación familiar en forma manifiesta y continuada entre el fallecido y el heredero. Esta ausencia de relación debe ser culpa única y exclusivamente del hijo o hija

Esta última causa referente a la ausencia de relación se añadió de forma expresa en la última reforma del Código Civil de Catalunya, en el art. 451-17.

A pesar de las citadas causas para poder desheredar a tus hijos o hijas, el camino para que dicho familiar no acceda a ninguna parte de la herencia, es decir, que no cobre la legitima parte que le corresponde por ser hijo/a o ascendiente, no es tan fácil.

La ley trata de evitar situaciones conflictivas y desagradables en el seno familiar. El único inconveniente aparece por el hecho de que esta ausencia de relación ha de ser un hecho conocido y probado, y no una situación esporádica previa al fallecimiento.

Las personas del entorno familiar deben conocer esa situación y poder probar la falta total de vínculos afectivos y físicos entre fallecido y heredero.

Una vez se conozca la voluntad del causante en el correspondiente testamento, pues debe constar expresamente en testamento sino no es efectiva, el desheredado dispone de 4 años para impugnar dicha desheredación. Tendrá que probar en un juicio que realmente no existía dicha falta de relación, o en caso que sí, que no era causada por el propio desheredado.

No obstante, conocer a quien corresponde la culpa de la falta de relación manifiesta es un aspecto muy difícil de averiguar, e importante para que el Juez pueda tomar una decisión.

Es importante, si bien el legitimario desheredado tiene que acreditar que esa manifestación no es cierta, procesalmente a quien le corresponde facilitar la carga de probar que existía falta de ausencia es al heredero, que es a quien se le reclama la legítima.

En el caso que se desacredite la causa motivadora del desheredamiento, será el juez quien elimine la voluntad del testador, y conceda al desheredado la legítima hereditaria.

Si existieran dudas o no se pudiera determinar específicamente quien era el responsable, el Juez igualmente determinaría la nulidad de la cláusula, declarando al hijo o hija el derecho a recibir la parte de la herencia que les corresponde por ley.

En caso de que el testamento haya desheredo a un familiar, y posteriormente haya existido una reconciliación antes del fallecimiento del testador, la desheredación no tendrá lugar siempre que se haya realizado ante una escritura pública. O bien, impugnando dicho pronunciamiento testamentario en el juicio correspondiente, donde si se demuestra la reconciliación, el propio Juez será el que conceda los derechos legitimarios al reclamante.

Si necesitas asesoría o dirección, puedes contactarnos o dejarnos tus datos y contactaremos contigo. En Tasa locales, trabajamos en colaboración con el Gabinete Pérez Pozo para brindarte una atención y asesoría integral.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This