fbpx

Siempre es importante la declaración renta alquiler, para así seguir disfrutando de los beneficios que da un local comercial y no acarrear problemas legales. Debido a esto, se debe saber cómo declarar el IRPF alquiler vivienda.

Para ello, es fundamental conocer qué es el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), el cual es uno de los más importantes del sistema tributario español. 

Este es un impuesto progresivo que el Estado cobra a las personas, familias y entidades, en función de su riqueza, en función de los ingresos.

Todos los trabajadores residentes en España, sin importar su nacionalidad u origen, están obligados a realizar este pago mensualmente.

Lo que se debe tributar en el IRPF, lo resumimos a continuación:

  • Rendimientos del trabajo.
  • Rendimientos del capital. 
  • Rendimientos de actividades económicas.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales.
  • Imputaciones de rentas establecidas por ley.

Tributación del alquiler de vivienda en el IRPF

La persona que debe declarar los ingresos, es el propietario del inmueble alquilado. Cuando la propiedad es compartida, cada uno debe declarar su porcentaje de la propiedad, esto se da en muchas viviendas heredadas.

Al recibir dinero por el alquiler, se debe afrontar a una serie de gastos, entre los que se incluyen:

Ingresos íntegros

  • Las rentas del alquiler y las cantidades asimiladas.
  • Todos los inmuebles que incluye el local.
  • Las repercusiones realizadas al inquilino, como obras, servicios, entre otros.

Aunque el arrendatario no pague el alquiler, tiene que declarar los ingresos que se acuerdan anualmente. 

Gastos deducibles del alquiler de vivienda

Para obtener ingresos, se deberá determinar los gastos deducibles alquiler, los cuales son:

  • Intereses de la hipoteca.
  • Intereses y gastos de financiación de los enseres cedidos con la propiedad.
  • Gastos de conservación y reparación del inmueble.
  • Impuestos y tasas que recaigan sobre el inmueble. 
  • Gastos de administración, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con el inmueble.
  • Gastos por formalizar el alquiler.
  • Primas de contratos de seguros.

Estos son solo algunos de los casos, de deducción alquiler de un inmueble como propietario.

Cómo declarar si el que alquila es un particular

Si el local alquilado no tiene actividad económica, los IRPF alquileres deben ser declarados como rendimientos de capital inmobiliario. Incluyendo todos los ingresos y gastos necesarios, para conseguir los ingresos. 

Si lo alquilado es un negocio o empresa, se debe declarar como rendimientos de capital mobiliario. A los inquilinos se le debe proporcionar una factura, reflejando generalmente el IVA al 21% y las retenciones de IRPF al 19%.  

Cuándo declarar si quien alquila es una sociedad

Si el que alquila es una sociedad mercantil, los ingresos por el arrendado, deben declararse a través del impuesto sobre sociedades.

Se debe incluir los ingresos y los gastos en que se han incurrido, además de introducir los gastos de las amortizaciones del inmueble. Se aplicará también el IVA, por ser persona física.

La diferencia fundamental en caso de ser una sociedad, es que el inquilino no deberá declarar el IRPF, sino el Impuesto sobre sociedades, con el mismo del 19%. Diferenciándose, si se presenta algunos de estos casos:   

  • Si los alquileres pagados al mismo arrendador, son inferiores a 900 euros anuales.
  • Si el arrendador es una Administración Pública.

Si estás pensando en alquilar tu local comercial en Barcelona, podemos encargarnos de la gestión integral para que solo tengas que preocuparte de comprobar tu cuenta bancaria a principios de mes.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This