fbpx

Como propietario de una propiedad en alquiler, tienes dos opciones para administrar tus inmuebles: Delegar todo o parte del trabajo a un profesional o agencia, o bien gestionártelo tú directamente.

La principal ventaja de administrarlo tú mismo, si tienes tiempo y conocimientos, es evitar el coste de confiar dicho servicio; a parte de seleccionar los inquilinos tú mismo. Nadie cuidará mejor el inmueble como su propio propietario.

Si en tu caso, te interese delegar la administración de tu propiedad en alquiler, tienes que saber, que en general, puedes delegar dos grupos o tipos de servicios:

1- La búsqueda del inquilino, comercialización y contratación

Abarca todo el proceso para poner en alquiler tus inmuebles; definiendo precios de mercado, realizando reportaje fotográfico, atención telefónica, visitas al local con posibles interesados, videos, visitas virtuales, publicidad en portales, redes sociales, marketing digital, entre otros.

También entraría la parte jurídica de la contratación; resoluciones de contratos, fianzas y realización del mod. 600 de ITP en caso de arrendamiento no sujetos a IVA.

2- La gestión y tramitación de los alquileres.

Hay que estar al día con la regulación vigente: Decretos Ley, realizar los giros de los recibos de alquiler, emisión de las facturas correspondientes de IVA, gestión y reclamación de impagos, incrementos de IPC, redacción de nuevos acuerdos en distintos momentos del alquiler, atención telefónica permanente con el inquilino, entre otras gestiones.

Si delegas la administración del alquiler a una agencia o profesional, tendrías las siguientes ventajas:

Delegar tu tiempo: concretamente el que se requiere para todas las gestiones de tipo comercial, contratación, gestión y tramitación de los alquileres.

No ser interlocutor directo entre la propiedad e inquilino: en este caso sería entre el Administrador y el inquilino. Eso sí, tú siempre tendrás la última palabra asesorado por la agencia o profesional, y, liberándote de la presión que pueda ejercer el inquilino.

Tranquilidad: ya que la empresa o profesional, se ocupa de todos los aspectos administrativos y contractuales de la gestión de tus propiedades en alquiler.

Liquidación de impuestos: concretamente el IVA trimestral correspondiente a los ingresos y gastos.

Administrar tu propiedad requiere disponibilidad y puede ser más complejo que hacer visitas y pasar un recibo de alquiler. Si no tienes tiempo para administrar busca un profesional o agencia, que se encargue de la administración. 

Seguro que encuentras más ventajas que inconvenientes.

En tasa locales estaremos encantados de asesorarte y brindarte las mejores condiciones para que obtengas rentabilidad y sobre todo, los mejores resultados.

Si estás interesado en nuestra gestión y dirección, déjanos tus datos, en breve contactaremos contigo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This